El centro histórico

Image Gallery

Al visitar el centro histórico de Atenas conocerás cómo era la ciudad en el siglo XIX, un triángulo delimitado por las calles Stadiou, Ermou y Pireos y atravesado por la calle Athinas. Fue el centro de la vida social, financiera, política y cultural durante más de 170 años. Hoy en día un paseo por el centro histórico conecta pasado y presente y desvela partes olvidadas de esta ciudad multicultural.

Ruta | Duración estimada: 3-4 horas

Empezamos el paseo por el centro histórico de Atenas en la plaza Omonia, a la que llegamos en la línea 1 (verde) o 2 (roja) de metro. En la plaza destacan dos edificios gemelos magníficos: los hoteles Baggeion y Alexander the Great. Entre ellos vemos la entrada a la calle Athinas y al final la roca sagrada de la Acrópolis. Caminamos unos 100 metros por la calle Athinas hasta la plaza Kotzia, un regalo para la vista. A la derecha nos saludan el antiguo ayuntamiento de Atenas y la imponente Mansión Melas, obra del célebre arquitecto Ernst Ziller. Al fondo de la plaza se encuentra el Banco Nacional de Grecia.

Cruzamos la plaza y su bonita fuente hacia la Mansión Melas y entramos en la calle Aiolou, convertida en yacimiento arqueológico tras el descubrimiento de restos de las murallas defensivas de la ciudad. Al acercarnos a la calle Sophokleous entramos en el bullicioso centro comercial de Atenas y sus tiendecitas de especias, fiambres y quesos. En seguida vemos el Mercado de Varvakeios, una espléndida estructura del siglo XIX restaurada. Los puestos venden todo tipo de productos, dando muestra de que Atenas sigue tan llena de vida como hace milenios.

Al salir del mercado entramos en Evripidou, la calle de las especias. Aquí se encuentran las mejores tiendas de especias (bahar) gourmet y otros productos típicos griegos, desde quesos y hierbas hasta pasturma, salchichas y choujouk… ¡Tienen de todo! Saturados de aromas, proseguimos por la calle Ag. Markou hacia un mercadillo de ropa donde nos espera un arcoíris de ropa, telas y ropa de cama. Si buscas algo difícil de encontrar, este es tu sitio.

Nos despedimos de los miles de rollos de tela para salir del mercado por la calle Vissis, subir por la calle Praxitelous y seguir por la calle Skouleniou hasta la iglesia de Agioi Theodoroi. Tras visitar este templo del siglo XI, seguimos hacia la plaza Klafthmonos y el Museo de la Ciudad de Atenas, que ocupa la Residencia Vouros-Eftaxias. En este edificio espectacular del año 1834 se exponen obras de arte más modernas.

Después del museo, paramos un rato en la plaza Karytsi, un rincón poco conocido de la capital, invadido recientemente por los jóvenes y alternativos, atraídos por su mezcla de historia, cultura y buena cocina. Domina la plaza la iglesia de San Jorge Karytsi, justo enfrente del edificio de la Asociación Parnassos. En los cafés y bares de la plaza puedes reponer fuerzas antes de continuar a la derecha por la calle Hristou Lada. Nada más pasar el Teatro Moussouri de la calle Karytsi, giramos a la derecha para cruzar la galería comercial y llegar a la calle Anthimou Gazi. Enfrente de la sede del histórico periódico Estia, entre los árboles, nos aguardan la Biblioteca Benakeios y el Antiguo Parlamento, ahora ocupado por el Museo Griego de Historia y Etnología.

Seguimos por la calle Stadiou, pasamos por los grandes almacenes Attica y entramos en la plaza Syntagma, el centro de la Atenas moderna. A la izquierda, los hoteles de lujo comparten la calle con el Parlamento helénico, el edificio Pallis y la calle Ermou, una de las principales arterias comerciales de Atenas. Los escaparates de las boutiques de alta costura nos acompañarán en el camino hacia Monastiraki. La calle Ermou atrae a visitantes de todo el mundo en busca de nuevas tendencias a los mejores precios. En el número 11 destaca una muestra perfecta de la arquitectura del siglo XX: la antigua sede del Tourist Hotel, uno de los hoteles más conocidos de Atenas.

La calle Ermou siempre es dinámica y bulliciosa, pero especialmente en Navidades. Al final se encuentra la capilla de Kapnikarea, una iglesia del siglo XI que presume de una arquitectura magnífica y de una larga historia. Es un buen sitio para descansar un rato y disfrutar de las vistas increíbles de la Acrópolis a la izquierda.
Caminamos unos metros por la zona peatonal, volvemos a cruzar la calle Aiolou y a unos 40 metros nos encontramos en la plaza de Agia Irini, moderna pero llena de energía y sorpresas culinarias. Para terminar, tenemos la iglesia de Santa Irene, una joya arquitectónica que fue la iglesia principal de la capital hasta la construcción de la Catedral de Atenas.

Tras completar el paseo por el centro histórico de Atenas, nos dirigiremos a la estación de metro de Monastiraki.

Available on AppStore Get it on Google play