Αρχιτεκτονική

La capital griega actual no se parece en nada a aquella pequeña ciudad del siglo XVIII. De hecho, el centro de la Atenas moderna ni siquiera quedaba dentro de los límites de aquella ciudad.

Mucho ha llovido desde entonces: los caminos de tierra se han convertido en avenidas y la capital ha vivido una metamorfosis ovidiana. Atenas ha resurgido de sus cenizas en muchas ocasiones. Por sus calles han pasado la caballería otomana, los soldados nazis y los tanques de la junta militar. La capital ha luchado por la libertad en tiempos de ocupación y ha sido testigo de sangre, fuego, destrucción y renacimiento.

Atenas siempre ha logrado zafarse de sus opresores y salir victoriosa ante la adversidad. No en vano fue, es y siempre será la cuna de la democracia. Asimismo se considera, con razón, la ciudad natal de la filosofía. Y estos dos valores –la democracia y la filosofía– son los pilares de la civilización occidental.

Sus callejuelas, parques, plazas y avenidas presentan una mezcla ecléctica de estilos arquitectónicos, pues es una ciudad en constante renovación. Atenas ha sabido evolucionar para sobrevivir, gracias al carisma de la ciudad, de sus gentes y del papel que le ha tocado desempeñar en la historia de la humanidad.

 

En 1849, parte de la cúpula de la iglesia se vino abajo y tuvieron que apuntalar las paredes.

Conocido como la Casa de la Prensa Real hasta 1863, este edificio se construyó entre 1834 y 1835 en la calle Stadiou, según los planos del arquitecto bávaro Hoffer.

La biblioteca Gennadios se encuentra en la calle Souidias de Kolonaki, enfrente de la Escuela Americana de Estudios Clásicos.

La casa, construida en 1928 en el cruce de la avenida Vasilissis Sofias con la calle Merlin, sirvió de residencia a la familia Rentis, una conocida estirpe de políticos.

Atenas crecía y se abrió un intenso debate sobre qué hacer con los establos.

Este centro ocupa un edificio formidable de dos plantas de la calle Kydathineon de Plaka, enfrente de la iglesia bizantina de Metamorphosi.

El cine Rex se encuentra al final de la calle Panepistimiou, cerca de la plaza Omonia.

Es un proyecto de Alexander Nikoloudis y las obras se realizaron entre 1926 y 1930, en una parcela donada por Antonis Papadakis.

La escuela municipal de la calle Adrianou dePlaka es un proyecto de Panagiotis Kalkos construido entre 1875 y 1876.

Los Apartamentos Antonopoulos, también conocidos como el Edificio Azul, conforman una estructura de seis alturas construida en la década de 1930.

Available on AppStore Get it on Google play