Sightseeing

La capital griega actual no se parece en nada a aquella pequeña ciudad del siglo XVIII. De hecho, el centro de la Atenas moderna ni siquiera quedaba dentro de los límites de aquella ciudad. Mucho ha llovido desde entonces: los caminos de tierra se han convertido en avenidas y la capital ha vivido una metamorfosis ovidiana.

Sus callejuelas, parques, plazas y avenidas presentan una mezcla ecléctica de estilos arquitectónicos, pues es una ciudad en constante renovación. Atenas ha sabido evolucionar para sobrevivir, gracias al carisma de la ciudad, de sus gentes y del papel que le ha tocado desempeñar en la historia de la humanidad

 

La localidad costera de Agia Marina queda 13 km al este de la capital, con conexión directa desde el puerto del Pireo.

Agistri, con su perfecta combinación de playas paradisiacas, aguas cristalinas y pinares, se encuentra a un paso del Pireo, entre Egina y Metana.

Cuentan que el rey Egeo se suicidó desde este cabo en el que descansan las ruinas del antiguo templo de Poseidón.

Egina, constituida como la primera capital de la Grecia moderna en 1826, puede presumir de tener 5.000 años de historia.

La isla, anteriormente conocida como Ameropia, controlaba el golfo Argólico y la costa oriental de Laconia desde una excelente posición estratégica.

Mucho ha llovido desde que el Pireo se convirtió en el puerto de Atenas en el siglo V a.C.

Eleusis, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Grecia, refleja la importancia histórica de esta zona residencial, habitada desde mediados del Heládico.

Variedad y precio siempre han sido el sello distintivo de la calle peatonal Ermou, un verdadero paraíso para los cazadores de gangas en Atenas.

Exarhia fue uno de los primeros distritos creados tras la caída de los turcos y la liberación de Atenas.

Methana es una conocida ciudad balneario situada en el promontorio del Peloponeso, frente a la isla de Egina.

Available on AppStore Get it on Google play