Αξιοθέατα

Estar de vacaciones significa olvidarse de las rutinas y de los horarios; el “tengo que” se sustituye por “me apetece” o “me gustaría”. Cuando estés aquí, no quieras vivir como los atenienses, porque mientras ellos se van a trabajar, ¡tú puedes disfrutar de hacer turismo!

La Academia de la Marina Mercante de Hidra se fundó en la iglesia de San Basilio en 1749.

La archiconocida Acrópolis, o “Roca Sagrada”, vigila Atenas a 156 metros sobre el nivel del mar.

El principal reclamo de Souvala, antes conocido como Therma, son las aguas sulfurosas termales cuyas propiedades curativas atraen a miles de personas cada año.

El edificio fue construido a finales de la década de 1870, según el proyecto del reconocido arquitecto Ziller.

En esta colina rocosa se reunía el antiguo Tribunal Supremo de Atenas, donde se juzgaba a homicidas, a pirómanos e incluso a sacrílegos.

El gobierno de Venizelos creó la Facultad de Económicas de la Universidad de Atenas, o ASOEE como se conocía antiguamente, en 1919.

El Tribunal Supremo de justicia civil y penal del país se conoce como Areópago, un guiño al antiguo tribunal ateniense que presidió el juicio por asesinato del dios Ares.

El Archivo Histórico del Banco Nacional de Grecia ocupa el edificio Diomidis, bautizado en honor al antiguo director de la institución, Alexander Diomidis.

Al entrar en el puerto de Hidra, lo primero que ve el viajero son los imponentes bastiones que custodian la entrada.

La histórica biblioteca Benakeios queda detrás del edificio del Antiguo Parlamento, en el cruce de la calle Anthimou Gazi con Kolokotroni.

Available on AppStore Get it on Google play