Diversión

El Ática desborda vida y color. Al recorrer la ciudad te encontrarás con gente simpática, aromas tentadores y sabores seductores. La ciudad tiene tres mil años pero está siempre dispuesta a divertirse. Es como una máquina del tiempo en la que puedes viajar del año 432 a.C. al 2014 d.C. en menos de cinco minutos. Aquí encontrarás la combinación perfecta de historia, cultura, arte y fiesta.

Desde terrazas tradicionales a hoteles de cinco estrellas con restaurantes de alta cocina, la oferta gastronómica es increíble. La mesa ática convence a los paladares más exigentes por su gran variedad de sabores que van del souvlaki al sushi.

Atenas es sinónimo de variedad. Para muestra un botón: la plaza Syntagma (o plaza de la Constitución) se encuentra en pleno casco histórico y rodeada tanto de edificios antiguos como de playas de arenas doradas. Este bullicioso crisol de culturas lleno de sorpresas y vistas impactantes también es el lugar perfecto para descansar a la sombra y reponer fuerzas.

En agosto puedes dejarte hechizar por la luna llena en la Acrópolis o bailar hasta el amanecer en una discoteca, no hay otra ciudad en el mundo que reúna tantas opciones en tan poco espacio. La alegría de vivir de los atenienses es el ingrediente principal del plato perfecto que es Atenas, y que se sirve recién hecho cada día.

Sácale todo el partido a tu viaje y planifica bien los días. Las visitas organizadas son perfectas para los viajeros ocupados con poco tiempo para documentarse.

Available on AppStore Get it on Google play