En tren

Image Gallery

Hay dos formas de llegar a Grecia en tren: por Italia o atravesando la península Balcánica.

La primera consiste en ir a uno de los puertos italianos (Bríndisi, Ancona o Bari, por ejemplo) y después viajar en ferri a Grecia. La segunda es todo un clásico de los viajes en tren: el Orient Express. Este tradicional recorrido te lleva por Eslovenia, Croacia, Serbia y FYROM antes de entrar en Grecia por la estación fronteriza de Idomeni. Después, el tren se dirige a la ciudad de Tesalónica y termina en Atenas. Además de ser una de las maneras más románticas de llegar a Grecia, el Orient Express conecta con varios países de Europa Occidental, como son Francia, Italia, Alemania y Austria.  

Desde el Reino Unido:

La forma más rápida de viajar desde el Reino Unido a Grecia es el tren Eurostar, que parte de las estaciones de Waterloo International, Ashford y Ebbsfleet.

Sin embargo, si no tienes demasiada prisa, puedes disfrutar del trayecto más lento del ferri entre Dover y Calais y desde allí ir en tren a París.

Desde París:

Desde París se puede viajar de día o de noche: si quieres disfrutar del paisaje elige el tren diurno, pero si tienes prisa es más rápido de noche. Ten en cuenta que para el nocturno tienes que reservar (normalmente un par de días antes de la salida). El tren diurno parte de la estación París-Lyon, pasa por Lausana y llega a Milán, en Italia. Desde allí seguramente tendrás que cambiar al tren que va a Ancona. La línea de Ancona conecta con los puertos de Bari y de Bríndisi, de donde zarpan barcos a todos los puertos griegos.

• Información ferroviaria en París: SNCF

• Información ferroviaria en Milán Trenitalia


Desde Escandinavia y Alemania:

Los trenes desde Escandinavia atraviesan Copenhague antes de llegar a Alemania. Esta ruta atraviesa Hamburgo, Múnich, Kufstein, Innsbruck y los Alpes por el paso del Brennero hacia Italia. En Italia la línea ferroviaria Verona-Bolonia te llevará hasta Ancona. Esta ruta es perfecta si quieres continuar el viaje en ferri desde Ancona hacia algún puerto griego.

Pero si prefieres por tierra, puedes coger el tren que atraviesa Austria, Serbia y Tesalónica antes de llegar a Atenas o la ruta Viena-Sofía-Tesalónica-Atenas.

• Información ferroviaria en Alemania Deutsche Bahn


Desde España y Portugal:

Desde la península ibérica puedes viajar en tren atravesando la costa del sur de Francia para llegar a la ciudad italiana de Ventimiglia.

Viajar a Grecia en ferri:

Hay servicios diarios entre Venecia, Ancona, Bari y Bríndisi y los principales puertos griegos. De Ancona zarpan varios ferris de lujo de alta velocidad, que tardan 19-20 horas. Los ferris de Ancona, Bari y Bríndisi paran en Igumenitsa y Corfú antes de llegar al puerto de Patras.

Available on AppStore Get it on Google play